Medium 9788483935880

La noche y yo

Vistas: 152
Valoraciones: (0)
Con pasión y riesgo, así parece escribir siempre Juan Carlos Méndez Guédez, uno de los más  valiosos narradores hispanoamericanos de la actualidad. Con emoción, intensidad y seducción están escritas –y es lo que trasmiten– los tres relatos que forman La noche y yo, que en el fondo bien podrían ser una única conversación cruzada con otras conversaciones alrededor de una historia de amistad y sexo y abandono y reunión; o varias historias de recuerdos y deseos, arrepentimientos y decisiones e insomnios; o una historia de Caracas lloviendo, o de Madrid lloviendo o, incluso, de Bir Tawil con lluvia, y de noche, «la noche como un cuchillo que abre en dos el vientre de un pescado»; y una historia o varias de libros subrayados, de lecturas y lectores, de gente que vive por los libros y desde los libros, porque –como señala uno de los narradores de La noche y yo– solo en lo que leemos fuera somos capaces de reconocernos dentro.
De Juan Carlos Méndez Guédez se ha dicho: «un escritor que sigue la tradición literaria de los que, como Juan Carlos Onetti, han sabido describir el desarraigo como clave de la condición humana», Paqui Noguerol, El Invencionero;  «En el ámbito de la literatura y migración hispánica el escritor Juan Carlos Méndez Guédez ocupa un lugar privilegiado», Pauline Berlage, Revista Lateral; «Méndez Guédez realmente conoce el oficio. Es un autor con una trayectoria brillante», Espido Freire, Público.

Precio: 5,99 €

Remezcla
Eliminar
 

3 relatos

Formato Precio Mezcla

Un círculo para Ainhoa

ePub

Un círculo para Ainhoa

 

En el principio fue el círculo. Del círculo venimos. Al círculo volveremos.

Y en el principio fue Ainhoa.

Ainhoa y el aviso del tiempo que acabo de escuchar anunciando terribles lluvias y tormentas para esta noche. Así suceden los aviones que deberían volar a Wellington y una biblioteca llena de hongos y una infinita tarde, pero principalmente sucede Ainhoa. Porque a las personas nos suceden nombres; nombres que leemos, nombres que dejamos de leer. Una historia antigua, repetida, solo que en esta también suceden círculos, y ya lo dije: en el principio fue el círculo, del círculo venimos, al círculo volveremos.

 

El paseo será largo. Largo y quizás inolvidable porque al verme la gente suelta la carcajada. Varios me señalan; un par de niños me lanzan una piedra y una anciana parece ahogarse con sus risas cuando paso a su lado. Incluso un hombre se detiene y hace una fotografía. Camino con torpeza; no soporto el dolor de los talones. La ropa se me pega al cuerpo. Respiro acezante y voy caminando por el Bulevar Uslar Pietri hacia la calle Sucre.

 

Xibanya

ePub

Xibanya

 

Sabino morirá en cinco segundos.

Siente un chispazo. Abre los ojos. Piensa que este fin puede ser tan bueno o tan malo como cualquier otro; pero le ofende que esté sucediendo justo cuando se encuentra sentado en el váter y tiene un libro entre sus manos.

Recuerda a Saulo; ese momento en que un rayo traspasa su entendimiento y Dios lo prepara para la conversión. Se imagina en un caballo, se imagina cayendo como un árbol herido; se imagina levantándose como san Pablo de Tarso al escuchar la sonoridad de las voces sagradas que lo envuelven.

Luego admite que ese fogonazo que acaba de cegarlo es un cierre.

Sí.

Ya.

Ahora se inclina un poco hacia la derecha. Tardará cinco segundos en sentir que el mundo es la desaparición de un contorno.

Su cuerpo caerá en ese trozo de suelo entre el lavabo y el váter; muy cerca de las toallas y el mueblecito para guardar el jabón. El golpe contra las baldosas será un efecto sonoro añadido a la torpeza de la muerte, una marca en su cabellera gris que deberán maquillar en la funeraria.

 

La noche y yo

ePub

La noche y yo

 

 

 

… los amorosos son los que abandonan,

son los que cambian, los que olvidan.

Su corazón les dice que nunca han de encontrar.

No encuentran, buscan.

Jaime Sabines

 

 

 

Alguien, a esta misma hora,

encontrará la felicidad

entre los pechos de alguna jovencita.

 

Yo saboreo los míos por ti,

mi amor,

que estás tan lejos.

Rocío Fernández Víctor

 

 

 

arturo es el hombre que más he querido en la vida; por eso es el único hombre al que nunca le puse los cuernos; bueno, solo una vez, pero no vale porque no me gustó demasiado: el tipo la tenía muy oscura y ni siquiera llegamos a repetir,

, arturo es único, y esta es la noche en que regresa como el más bello fantasma,

 

, hace frío,

digo que hace frío pero en verdad no pienso en ello, se trata apenas de un comentario para distraer lo que realmente sucede en mi cabeza, esa frase que vuelve; una y otra vez, esa frase que se repite, lo que ha matado el amor en el mundo son sus palabras,

 

Detalles

Libro impreso
Libro electrónico
Relato

Formato
ePub
Encriptado
No
SKU
MFPE000001145
ISBN
9788483935880
Tamaño del archivo
200 KB
Impresión
Permitido
Copia
Permitido
Leer en voz alta
Permitido
Formato
ePub
Encriptado
No
Impresión
Permitido
Copia
Permitido
Leer en voz alta
Permitido
SKU
En metadatos
ISBN
En metadatos
Tamaño del archivo
En metadatos